viernes, 24 de octubre de 2008

¿CASTIGO ETERNO?


En este artículo queremos dejar un rato de lado nuestra reflexión histórica sobre los pensadores, que fueron construyendo lo que hoy conocemos como religión cristiana, para prestar atención a una de esas cosas absurdas que hemos heredado, en el paquete de dogmas y creencias poco o mal reflexionadas, y que deja entrever una idea que, eso sí, es una constante en este blog, y es que la fe no tiene ninguna necesidad de apartarse de la razón, es más, el pensamiento puede perfectamente elevar al alma hasta la comprensión de las verdades más profundas de su experiencia. Pues el camino de la razón nos dirige siempre a lo universal, mientras que lo meramente psíquico siempre se mueve en el plano de lo individual y subjetivo. Hecha esta breve introducción hoy queremos trasladar algunas reflexiones sobre eso que se conoce como “el castigo eterno”, ¿es posible que el alma pueda consumirse eternamente en los fuegos del Infierno? Pues, evidentemente, no. Ya el planteamiento de la cuestión es una torpeza, malintencionada, pero una torpeza, que fácilmente puede ser desenmasacarada con un mínimo de lógica.


Efectivamente, se trata de una evidente contradicción, pues un castigo no puede ser eterno, nos parece increíble que tal idea haya pasado inadvertida para una gran parte de los creyentes de cualquier confesión que amenace con las penas de un castigo eterno, pues dice muy poco en favor de tales creyentes, y menos todavía de los difusores de tal idea. La eternidad es un atributo y cualidad divina, por tanto, no es posible un castigo eterno, ya que es tanto como hablar de un castigo divino, lo que es contradictorio. El que tal afirma, es un ignorante de los rudimentos de cualquier teología: los atributos de Dios no se dan de forma separada o independiente, afirmar la eternidad de Dios es afirmar su perfección, su bondad, su simplicidad, y por tanto, a pesar de que son distintos atributos son perfectamente equiparables, ni en Dios ni en criatura alguna puede darse la eternidad al margen de la bondad o de la perfección. Por tanto, ¿cómo sería posible un castigo eterno, o una maldad eterna?
Pero es que además, quien tal afirma, también demuestra un precario conocimiento de la naturaleza humana, pues el verdadero sufrimiento del ser humano viene por el hecho de la muerte, de la limitación e impermanencia de la vida, el verdadero miedo que reside en el fondo de todo ser humano, y en general de toda alma que lucha por su subsistencia, es el miedo a la muerte. Es por tanto, la conciencia de limitación, de impermanencia, de estar viviendo una existencia efímera, lo que realmente nos hace sufrir, es el tiempo y no la eternidad lo que nos tortura, por tanto, cualquier castigo que se precie tendría que ser, necesariamente, temporal.

Quien se inventó el tema del castigo eterno es claro que no sabía de qué estaba hablando, se trataba de llenarse la boca con una amenaza que sonara muy gorda, pero que a cualquier espíritu un poco sutil, le parecería una soberana sandez. Tanto el pitagorismo, como el platonismo, que le sigue en su doctrina sobre el alma, afirmaban una condena mucho peor, que además viene confirmada por algunas doctrinas orientales, y que es la transmigración de las almas. Aunque de ello pueden sacarse otras conclusiones, hasta un tipo de moral diferente, pues en uno y otro caso, el alma es inmortal, lo que padece lapsos de inconsciencia, no es capaz de reconocer su naturaleza divina, esto es su naturaleza eterna, pero ello es consecuencia de la falta de conocimiento de su verdadera esencia. Es lógico pensar que si lo que realmente hace sufrir al ser humano y a cualquier animal cuya vida se caracteriza por la lucha por la subsistencia, es la muerte, el castigo platónico de las transmigraciones sea debido a la falta de conocimiento, lapsos temporales de inconsciencia, y que sea precisamente el conocimiento lo que le pueda sacar del eterno rodar del ciclo de las reencarnaciones. Así sólo los verdaderos filósofos, los amantes de la Sabiduría, eterna y perfecta, podían salir del eterno vagar en las tinieblas de la consciencia. Esto tiene un poco más de sentido, que afirmar la existencia de un castigo eterno al final de una vida de unos ochenta o noventa añitos, que no son nada en las amplias dimensiones del acontecer universal.

Por otra parte, los dioses que crearon los filósofos son dioses que no castigan, que la idea de castigo les resulta extraña, pues estos dioses son completamente trascendentes, y se mueven más en el plano de lo inteligible, es decir, los atributos, caracteres y naturalezas de los diferentes dioses enunciados a partir del descubrimiento de la filosofía, y a partir de las distintas concepciones y sistemas filosóficos, están siempre relacionados con aspectos propios del pensamiento: para los pitagóricos los dioses eran Números; para Platón las Ideas; para Parménides y los eleatas, el Ser; para Aristóteles el Intelecto que se piensa a sí mismo; para los estoicos la Razón; para los neoplatónicos el Uno; etc. Todas estas nuevas divinidades tienen un común denominador, están relacionadas con el pensamiento, y, además, se distancian y trascienden las contingencias de los mitos humanizados, donde sí aparecía el castigo, el capricho, la venganza, y otras pasiones irracionales, que se atribuían a dioses demasiado personalizados, como el barbudo Zeus, su celosa esposa Hera, las negras y vengadoras Erinias, el belicoso Marte, etc. Castigo, venganza y otras lindezas no son propias de los Números divinos, o de las Ideas o del Ser, o de la Inteligencia, que es lo que evidentemente le falta a aquellas personas que creen y propagan el absurdo de una tortura eterna en los fuegos del Infierno.
Bueno, ahí queda la reflexión, desde aquí también queremos animar a vivir una vida alegre, disfrutarla al máximo, pero añadiríamos aquella frase que se encuentra en el origen de la Filosofía: “conócete a ti mismo”.
Saludos,
Juan Almirall

11 comentarios:

Renton dijo...

Yo siempre he interpretado que Castigo Eterno es un sinónimo de Separación Eterna de Dios.

Dado que Dios no puede tener comunión con el pecado, el alma no justificada y posteriormente no santificada sufre la imposibilidad de pasar la eternidad con Dios.

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

Este artículo es sólo una opinión, y valoro la tuya, pero lo que me sigue costando de admitir es que un castigo puede ser eterno, porque es tanto como hablar de plenitud absoluta, lo cual es bastante contradictorio.

Yo creo, más bien, que el alma no justificada y no santificada, es un alma que sigue en la oscuridad de la ignorancia, que creo que es precisamente la conciencia del pecado. Es en la ignorancia el nivel en que nos movemos, en el desconocimiento total de Dios. Así que caminar hacia Dios, es caminar hacia la eternidad misma, por eso no creo que el castigo pueda ser eterno.

Gracias por tus comentarios, seguimos reflexionando. Un saludo,

Juan Almirall

Renton dijo...

Heterodoxia:
lo que me sigue costando de admitir es que un castigo puede ser eterno

Con todo respeto, y qué que le cueste de admitir eso?

Si aceptáramos sólo aquellas partes que podemos entender o admitir, Dios sería hecho a nuestra imagen y semejanza y no al revés.

No me gustan las ideas del infierno, ni la del castigo eterno, no obstante, Jesús habló de ellas.

Frecuentemente me encuentro a muchos cristianos a los que les repele la idea de la predestinación dado que aparentemente elimina la libertad humana, sin embargo, el dogma sigue ahí nos guste o no.

La Verdad es la que es a pesar nuestro, no cree?

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

Bueno, efectivamente me cuesta de admitir, pero no porque el tema me plantee un problema de fe, sino porque me plantea un problema de orden lógico. El sentido de este blog es precisamente demostrar que todas estas cuestiones se pueden abordar sin necesidad de recurrir a ningún dogma de fe. Jesús nunca habló de condena a un castigo eterno, esa formulación es posterior, de naturaleza teológica. Y la teología cristiana en la Antigüedad, donde se crearon dogmas como el que discutimos, era bastante pobre, si se la compara con la teología de los grandes filósofos helenistas, como Plotino, Filón, Porfirio, Proclo o Damascio. En todos los sistemas que crearon estos filósofos, nunca se recurre al dogma de fe, sino que todo el sistema teológico está construido de forma meticulosamente racional, todo tiene una razón, podían hablar de tres hipóstasis sin necesidad de recurrir a la cosubstancialidad, por ejemplo, y por supuesto, la idea de un castigo eterno no tiene ningún sentido en dichos sistemas filosóficos, donde la eternidad es sólo un atributo de Dios, nunca de las almas que siempre están sometidas al tiempo.
Saludos,

Juan Almirall

Renton dijo...

Joan ALmirall:
Jesús nunca habló de condena a un castigo eterno, esa formulación es posterior, de naturaleza teológica

Perdón...?
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles Mateo 25:41

E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna... Mateo 25:46

Naturalmente que habló de castigo eterno.

El sentido de este blog es precisamente demostrar que todas estas cuestiones se pueden abordar sin necesidad de recurrir a ningún dogma de fe

Perdón de nuevo pero, no cree que se ha olvidado de algo?

La base del cristianismo es la Fe.

El cristianismo tiene solo sentido cargadito de fe, recuerde lo que es nuestras creencias para aquellos que no tienen fe: Locura y necedad.

Sin fe todo se desmorona.

Dios es -literalmente- im-pensable, irracionalizable, qué sentido tiene encarar el cristianismo más allá de la esfera de la Fe?

En todos los sistemas que crearon estos filósofos, nunca se recurre al dogma de fe

Exacto, usted mismo lo ha dicho, ellos crearon esos sistemas, y la fe es un don de Dios.

todo tiene una razón

Y la razón de Dios es la salvación mediante la locura de la predicación.
Por otro lado recuerde el Mis caminos no son vuestros caminos, qué quiere decir con todo esto, que si todo aquello que no se puede racionalizar debe tamizarse o ponerlo cuarentena hasta una futura racionalización?

La fe es demasiado grande para la mente humana.

la idea de un castigo eterno no tiene ningún sentido en dichos sistemas filosóficos, donde la eternidad es sólo un atributo de Dios, nunca de las almas que siempre están sometidas al tiempo

Eso explíqueselo a Dios, Él habló claramente de castigo y de vida eterna.

:|

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

Esta bien, no vamos a negar lo que pone Mt.25, aunque allí se habla de "tò pyr tò aiônion" y "kólasin aiônion" así como de "zoên aiônion" ("zoê" y "bíos", traducen igual por "vida", pero los griegos los distinguían perfectamente), lo que llevaría bastante tiempo demostrar que la palabra griega "eón" no es equivalente, ni mucho menos, al concepto de eternidad, que sencillamente no existía en el pensamiento griego.

Estoy de acuerdo contigo en la necesidad de la fe, y que, efectivamente, Dios es incognoscible, como de hecho lo es la eternidad, pues ¿quién tiene experiencia de ella? Tal vez solo Dios y ¿¿el diablo?? Si el castigo puede ser eterno, también el diablo es eterno, luego tendremos dos seres eternos: el Eterno mismo y su eterno contradictor. ¿No suena esto un poco maniqueo?

No se, pienso que la fe está bien para aquello que nos queda por conocer, y no para amparar contradicciones y afirmaciones sin sentido. Pues, el sistema de Plotino, por ejemplo, reconoce igualmente la incognoscibilidad de Dios, pero no incurre en ninguna incoherencia y es todo perfectamente lógico, por lo que no precisa de ningún dogma de fe.

Hay cuestiones que no necesitan de la fe, sencillamente podrían tener una explicación racional que no planteara problemas lógicos.

Un saludo,

Juan Almirall

Renton dijo...

J. ALmirall:
Si el castigo puede ser eterno, también el diablo es eterno, luego tendremos dos seres eternos: el Eterno mismo y su eterno contradictor. ¿No suena esto un poco maniqueo?

En absoluto.
El Diablo es un ángel, un ser creado no eterno.

El castigo eterno es pasar una vida apartado de Dios.
El Diablo fue juzgado en la Cruz, al final de los tiempos será arrojado al abismo... sea esto lo que sea.

Plotino, por ejemplo, reconoce igualmente la incognoscibilidad de Dios, pero no incurre en ninguna incoherencia y es todo perfectamente lógico, por lo que no precisa de ningún dogma de fe

Lo cual invalida su retórica...

Hay cuestiones que no necesitan de la fe, sencillamente podrían tener una explicación racional que no planteara problemas lógicos

No hay nada más ilógico que la Soteriología, que el concepto de Eternidad, de Simplicidad, de Infinito, de Santidad, de...

En serio, la Lógica y la Teología no casan.
Ya dijo Pablo que Dios había humillado a la Sabiduría de este mundo...

Un saludete!

:]

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

¿Qué problema hay en admitir la necesidad de la Razón y la lógica en el Cristianismo? No comienza el Evangelio de Juan: "En el principio era la Razón, y la Razón estaba ante Dios, y Dios era la Razón" ("En arjê ên ho lógos, kaì ho lógos ên pròs theón, kaì theòs ên ho lógos"), la palabra lógica procede de la palabra Lógos, y Cristo, según el Evangelio de Juan, es el Lógos de Dios.

Por otra parte, entiendo por eternidad aquello que no tiene ni principio ni fin, y por imperecedero aquello que no tiene fin pero que tiene un principio, es decir, algo que fue creado en algún momento pero que nunca más terminará. Por tanto, la condición de lo eterno es lo increado, sin principio ni fin, como la Razón de Juan, que estaba ante Dios y era Dios, pues no tuvo principio, la Razón de Juan es eterna, el Logos es eterno. Pero obviamente el diablo no lo es, como ninguna otra cosa, y por supuesto tampoco un castigo, que, de acuerdo, podemos admitir que haya un castigo que no tenga fin, pero no puede ser eterno, tal vez interminable ¿no? Sólo Dios es eterno, el castigo que sea por todos los "eones" (ahora queda por saber que significa "eón").

La lógica y la teología deben casar, pues sino sería teosofía u otra cosa, teo-logía es el discurso racional y lógico sobre Dios. Precisamente, el esfuerzo de los teólogos es presentar la verdad revelada de forma racional, sino cada cual puede decir la primera parida que se le ocurra. Sin razón, todo vale ¿no?

Y porqué tiene que ser ilógico el concepto de eternidad o simplicidad o santidad, no lo son en absoluto, si se utilizan correctamente. Yo puedo dar un argumento lógico que incluya términos como simple o eterno, es cuestión de que utilice correctamente las relaciones entre los términos. Me parece claro que la pretensión de la teología, entendida como discurso racional sobre Dios, es completamente legítima. El que se inventó el término "teología" fue Aristóteles, para quien se trataba de la Ciencia del Ser en cuanto que es. Eso la Teología es una verdadera Ciencia del Ser, y por tanto, precisa de la lógica, como todas las ciencias.

Ahí queda eso, ¿a ver cómo lo machacas?, saludos,

Juan

Renton dijo...

JAlmirall:
¿Qué problema hay en admitir la necesidad de la Razón y la lógica en el Cristianismo?

Que contradeciría la mayor parte del Nuevo Testamento, no lo ves?

El cristianismo se basa en la fe, no en la razón.

Se trata de convertir, no de convencer.

Un ejemplo de una epístola de Pablo: Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

O sea, que la salvación no depende de Voluntad humana (quiere), ni viene por obras humanas (corre), si no que viene sólo a aquellos que tiene Fe, la cual es un don de Dios.

, de acuerdo, podemos admitir que haya un castigo que no tenga fin, pero no puede ser eterno

Ya te he dicho en qué consiste el castigo eterno: en la separación definitiva entre el alma y Dios.

Si Dios dice que el alma que pecare jamás tendrá comunión con Él, entonces, hemos de colegir que NUNCA -y todo absoluto es eterno- esa alma tendrá parte en el plan de Dios.

teo-logía es el discurso racional y lógico sobre Dios

En absoluto, la Teo-logía es el estudio de Dios (Teo=Dios; Logía=Tratado o Estudio).

sino cada cual puede decir la primera parida que se le ocurra. Sin razón, todo vale ¿no?

No, el cristianismo, al igual que el judaismo, son religiones reveladas.
Es decir, es la misma divinidad la que se da a conocer a sus criaturas y les da a conocer qué pueden y no conocer.

Nosotros decimos que Dios es Amor porque ese es uno de los atributos que Dios nos reveló.

porqué tiene que ser ilógico el concepto de eternidad o simplicidad o santidad, no lo son en absoluto, si se utilizan correctamente

Te parece "lógica" la santidad?
Te parecen lógicos los atributos de Dios?

No es lógico -sobretodo kantianamente hablando- la existencia de un ser dotado de eternidad, infinitud, simplicidad, unicidad, omnisciencia, omnipotencia, omnipresencia...

Lo mires como lo mires, algo así sobrepasa los límites de la razón.

Me parece claro que la pretensión de la teología, entendida como discurso racional sobre Dios, es completamente legítima

Puede que sea legítima, pero es incapaz de explicar la lógica tras el plan de salvación.

Trata de explicarle a alguien que jamás haya oido hablar de Jesús la redención, remisión, justificación, santificación, elección y todo lo demás relacionado con la cruz de Cristo...

Te mandará al C*!

:|

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

Kantianamente hablando no podemos hacer teología, pero no porque no podamos hacer un discurso coherente y racional sobre Dios, sino porque no podemos contrastarlo con la experiencia sensible, para Kant no son válidos, desde el punto de vista científico, los juicios sintéticos a priori, precisamente porque son anteriores a la experiencia. Pero no niega que se pueda hacer un discurso racional sobre cuestiones metafísicas, que de hecho es lo que venían haciendo todos los teólogos desde la Antigüedad.(Esto en cualquier caso es sólo la opinión de Kant, que no comparto, porque creo que existen diferentes estados de ser que no contempla, más allá del que Kant presenta como el propio de su sujeto trascendental).

Mi opinión personal es que el Cristianismo es una vivencia interior, donde se puede unir la fe y la razón allí donde se pueden encontrar. Hay muchos lugares a los que no se puede llegar con la razón, de acuerdo, y por ello la fe es fundamental. Pero esto no quita que la experiencia sea racionalizable, kantianamente hablando, y por ello se puede ir produciendo un ajuste entre fe y razón.

El Cristianismo nació a la sombra del Helenismo, los primeros cristianos estaban muy próximos al judaismo, sin embargo, su helenización les permitió un universalismo y una expansión, al que los judios renunciaron, y rechazaron, y por eso todavía rechazan a autores como Filón de Alenjandría, pues presentan una interpretación de la Ley muy filosófica, esto es muy racionalizante. Y es que el Helenismo se definía por su cultura y por la Filosofía.

El Cristianismo tiene una Filosofía, ¿o también vas a negar eso? ¿no tiene una ética, que es una disciplina filosófica, o una cosmología, que también lo es, y obviamente su metafísica? Ética, física y metafísica eran las disciplinas de toda escuela filosófica de la Antigüedad.

Y es que el Dios cristiano, se manifiesta en el mundo como el Logos, la Razón Divina. A la que el ser humano tiene que adaptarse, y para poder hacerlo, es necesario, primero la fe, de acuerdo, pero luego, la razón humana tiene que adaptarse al Logos, que es el que mueve el cosmos en toda su infinita vastedad. Por eso quien sigue al Cristo, sigue al Logos. Y esto no contradeciría ni una palabra del Evangelio. El Evangelio no es sólo un texto para creérselo, sino un Camino para realizarlo.

Una pequeña anotación: El objeto de la Lógica no son los conceptos, sino los enunciados, claro que no es lógica la santidad, porque es un concepto no un enunciado.

Un saludo,

Juan

Renton dijo...

Jalmirall:
Pero no niega que se pueda hacer un discurso racional sobre cuestiones metafísicas

No me refería a eso, me refería a que nuestra capacidad intelectual es incapaz de pensar siquiera en los absolutos.

Entendemos los conceptos, pero no podemos cosificarlos o desarrollar un razonamiento con sus coordenadas.

Haz la prueba y piensa en un ser infinito.

No podemos, cada vez que intentamos pensar en un ser con estas características, lo encajonamos bajo una estructura antropomórfica lo cual contradice la premisa inicial.

Es por esto por lo que Jesús hablaba en parábolas, el conocimiento superior nos está vedado.

y por ello se puede ir produciendo un ajuste entre fe y razón

Por supuesto, hay una esfera cristiana racionalizable, eso sin duda, pero lo peligroso es dejar que una u otra ocupe ilegítimamente el espacio ajeno.

El Cristianismo nació a la sombra del Helenismo, los primeros cristianos estaban muy próximos al judaismo

No exactamente, el cristianismo hizo uso de terminologías helenistas para explicar una revelación, pero no te olvides que el cristianismo es el cumplimiento de las profecías judías; la raiz judía es innegable.

El Cristianismo tiene una Filosofía, ¿o también vas a negar eso?

Tal vez deberíamos decir que tiene una moral.
Una moral revelada.

Y es que el Dios cristiano, se manifiesta en el mundo como el Logos, la Razón Divina

No, en el Verbo de Dios, la Palabra de Dios, la quintaesencia de la Revelación divina, no en la Razón divina.

Ten presente que esto que afirmas es lo que dio lugar a una de las primeras herejías cristianas: el gnosticismo.

claro que no es lógica la santidad, porque es un concepto no un enunciado

Pero es una realidad.

Un saludete!