lunes, 6 de abril de 2009

GNOSIS O DOGMA

GNOSIS significa "conocimiento" en griego, la verdadera lengua original del CRISTIANISMO. DOGMA, sin embargo, significa "decreto", supone una verdad, supuestamente, revelada, que nos impone una fe ciega. Se convierte en un precepto inmutable, es decir, un precepto que debe permanecer igual, sin cambios, a lo largo de los siglos.
A los pocos años de aparecer el CRISTIANISMO apareció la GNOSIS, pues la nueva revelación, EVANGELIOS, era una llamada universal a todos los hombres, una llamada proferida en la lengua de la ECUMENE, la lengua de los GRIEGOS. Y decir "GRIEGO" era decir FILOSOFÍA, era evocar a los AEDOS, al gran HOMERO, a ALEJANDRO MAGNO y a la gran ATENAS. GRECIA suponía el ESPÍRITU CLÁSICO Y UNIVERSAL, frente a las religiones y culturas locales. GRECIA era el origen de la GNOSIS, el camino hacia la SOPHIA y el LOGOS. El Evangelio de Juan está lleno de GNOSIS, las Epístolas de Pablo ordenan las comunidades ekklesiales (asamblearias) con la GNOSIS del ESPÍRITU SANTO DEL CRISTO, el PARAKLITO, el verdadero camino hacia el PADRE.
El DOGMA comienza con los CONCILIOS y SÍNODOS de OBISPOS, de una IGLESIA que quiere afirmar su poder sobre las almas. Y el DOGMA será su perdición, pues cuando el ESPÍRITU HUMANO se vuelve LIBRE, abandona todo DOGMA, pues la VERDAD nunca ha sido revelada, es el CAMINO lo que nos revela el CRISTO. El DOGMA mata, la GNOSIS vivifica. El CRISTIANISMO es fruto de la FILOSOFÍA, de la CIENCIA y de las LETRAS CLÁSICAS y HELENÍSTICAS, por eso, el CRISTIANISMO está lleno de GNOSIS. El DOGMA y la TEOLOGÍA DOGMÁTICA sólo han dado problemas, y seguirán dándolos, lo mejor que pueden hacer los teólogos cristianos es evitar que los lean, pues la TEOLOGÍA enferma al ALMA, mientras que la GNOSIS le aporta LUZ y CURACIÓN. El ESPÍRITU reparte por igual todos sus dones sobre todos los miembros de la ASAMBLEA. Y unos se vuelven maestros, otros profetas, otros hablan lenguas, otros las interpretan, otros curan y otros hacen milagros, estos son los verdaderos signos del ESPÍRITU SANTO, de la GNOSIS, de la verdadera IGLESIA DEL PARAKLITO. Este es el verdadero MISTERIO del ESPÍRITU DEL CRISTO. El DOGMA mata, la GNOSIS vivifica.
Desde el CORAZÓN, manantial inagotable de la GNOSIS, kalê antámôsê.
Juan Almirall

3 comentarios:

Viviana dijo...

Me gustará agregar a estas definiciones que si bien el cristian-ismo nace y se promulga con el idioma griego ,los cristianos se movian e interaccionaban con el idioma hebreo (aunque algunos conocerían bien el griego). A mi me sorprendió gratamente cuando al leer a Martin Buber el dice que Dios se reveló a Moises con un"estaré allí" y Moises responde "heme aquí" porque "eyeh asher ehyeb" no quiere decir "soy el que soy" sino "estaré presente cuando estaré presente" el verbo ser en hebreo no existe sino solo el verbo estar. Entonces habría que repensar como entendió Pablo la revelación y si no es ello lo que lo tiene tan convencido de que Cristo vive en él y él por Cristo.No es una fe en un logos es un dialogo entre el que llama y el que responde.

J.Almirall J.Rodríguez S.Grau R.Freitas dijo...

Efectivamente, Pablo leyó la Septuaginta en griego, y lo que leyó fue: "Egô eimi ho ôn"... "Ho ôn apéstalkén me pròs hymâs" (Ex. 3: 14) Es decir, Dios aparece como "tò ón", "el ser" de los filósofos griegos. El Cristianismo es un producto intelectual de la Biblia griega, no hebrea. Y como producto helenístico, vincula la revelación judía con la filosofía griega, pues utiliza términos griegos, con otras connotaciones y con distinta semántica, como "lógos", "tò ón", etc., bien distintas a las propias de la Biblia hebrea, que, todo hay que decirlo, apenas se leía en la Diáspora. El Judaísmo de la Diáspora estaba bastante más helenizado que el de Palestina. El Judaísmo se espiritualizó gracias a la Biblia griega, que tradujo textos míticos demasiado humanizados, utilizando conceptos más abstractos, propios de la filosofía. La Torah estaba compuesta de escenas míticas de un Dios bastante humanizado, muy en la línea de la mitología griega, la historia de los Patriarcas, en un estilo bastante épico, donde la intervención del Dios no era muy distinta a las que se describen en la Ilíada o la Odisea, y un conjunto de preceptos legales y de pureza, en su mayoría destinados a los sacerdotes que se ocupaban del sacrificio al Dios. Fueron las sectas de la época del segundo Templo, quienes entendieron los preceptos de la Torah, como leyes universales, no específicas de una casta. Así los Esenios se apartaron del mundo para cumplir la Ley, mientras que los Fariseos (los separados), mantuvieron el contacto con el mundo, pero con una cierta distancia. Mientras que los Saduceos, quienes debían guardar los preceptos de la Ley, por razón de casta, y al ser quienes se ocupaban del culto sacrifical y expiatorio, eran los más contaminados y corruptos, lo que finalmente termino con la renuncia al Templo y su clero, tras la última destrucción, en el año 70, quedando el rabinato sapiencial y legal, del que se desprendieron dos ramas: el Cristianismo Universal y filosófico, y el Rabinato legalista de la Mishná, el Midrás y el Talmud, del que procede el actual Judaísmo. Te agradezco tus comentarios. Un saludo,
Juan Almirall

Viviana dijo...

Guauu!me encantó la respuesta ,creo que ya lo conocía pero muy por arriba y sin vuestra capacidad de sintesis
Les cuento que el otro día navegando por internet fuí a dar con lo que sería una rama super cerrada de quienes se definen seguidores de Jesús de Nazareth, a quien denominan"IEHOSHÚA DE NATZRÁT" utilizan la lengua hebrea como eje y disparador de pensamiento ,media vuelta y giro semántico, parece que son chilenos
gracias y hasta pronto